Hacia el volcán Bromo

volcán BromoSegundo vuelo de Kalstar, sin problemas llegamos a Surabaya, una gran ciudad con su propio caos de tráfico tan habitual en Indonesia. Motos, motos y motos… con 3 y 4 personas, con niños y bebés, todos sin casco, adelantando por los arcenes , las medianas o las aceras… una verdadera locura.

Esta vez contacté con Aidey, un guía que por 60 € nos fue a buscar al aeropuerto de Surabaya, nos llevó al hotel del volcán Bromo (a unas 3 horas en coche), con el alojamiento, el desayuno (buenísimo y muy completo) incluido y la vuelta a Surabaya.

Una vez llegamos al Café Lava Hotel (9€ cada habitación) notamos el frío que hacía, la temperatura había bajado hasta unos 8-10ºC. Por cierto, cenamos en el hotel al llegar y qué buena estaba la comida, me tomé el Soto Ayam más bueno de todo el viaje!!!

Hoy tocaba levantarse a las 3 de la mañana, caminar unos 20 minutos a unos 5ºC para llegar al volcán Bromo y ver el amanecer así que a esperar a que el sol diera sus primeros rayos de sol.

Aidey, un excelente guía, nos hizo café, té, chocolates y capuccinos calentitos que a esas horas y con ese frío se agradeció. Tocaba ver uno de los mejores amaneceres y algo totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados. ver amanecer, cómo los colores del cielo se modifican con un volcán en erupción. Lamentablemente no pudimos llegar a la caldera precisamente por eso, por estar avisando de erupción. Y es que hace unos años murieron unos extranjeros por acercarse a la caldera con el volcán avisando de erupción.

DSC_0924 DSC_0942 DSC_0962 DSC_0974 DSC_0976

Volvemos a Surabaya para coger el avión (tercero de Kalstar). Cuál es nuestra sorpresa, que al llegar al aeropuerto nuestro avión había salido a otra hora, a las 9 de la mañana y no a las 13h como estaba previsto jejeje… como no, no avisan ni nada por el estilo, típico de Indonesia y de estas compañías. Gracias a que automáticamente nos cambiaron de compañía (sin pedirnos absolutamente nada), pero nos cambiaron a una de las peores… tal era mi pánico que no os quiero ni contar pero bueno… llegamos a Lombok alojándonos en Sengigi en el White Rose Hotel (9€ pp) con desayuno.

Aquí nos cuidaron como reyes y la dueña hasta nos prestó sus motos para ir a cenar a un Warung. Al día siguiente tocaba crucero por el mar de Flores en un “barquito” con unas 20 personas, y yo, para no variar, le tenía especial respeto a estos próximos días y es que hace un par de años desapareció un español por encallar uno de estos barcos. La seguridad es pésima y las corrientes de este mar son exageradamente grandes, pero bueno… eso os lo contaré en el próximo post.

Un besazo guapitos!!!!

Borneo (Segunda parte)

Este mes he estado teniendo problemas con el blog y me ha sido inviable publicar la segunda parte de nuestra ruta por la selva de Borneo… espero que ahora no pase igual y podáis leerla. Antes que nada decirles que, tras publicar el post anterior varias personas quisieron y/o contactaron con Ary Widy, nuestro guía, y cuál era mi sorpresa que a uno de ellos les estafó e iban a denunciarle. No sé si es que ha cambiado (en ese país creo que es muy fácil convertirse en un estafador), que fue un error o no sé, lo que si que es verdad que es algo que tengo que decirles… a nosotros nos trató estupendamente y no hubo problema alguno pero bueno… nunca podemos ir 100% seguros. Pido disculpas a estos chicos ya que tras su lectura fue que se pusieron en contacto con Ary y espero que todo se haya solucionado.

Sin más… continúo contándoles… Amanecía a las 5 de la mañana, unos amaneceres, al igual que atardeceres, increíbles. Gran desayuno y continuábamos la ruta hacia la siguiente estación.

DSC_0710

Amaneciendo en Borneo… 5.00h

DSC_0719

Cocinando… sí, con el agua del río…

DSC_0725

Orangután macho

DSC_0728DSC_0737DSC_0743DSC_0753DSC_0768DSC_0772

Y luego hacia la tercera, la mejor, en la que está “Tom”, el gran orangután macho. Lástima que de camino el río se había cerrado. Ary nos comentó que suele pasar con la lluvia, la tierra y la hierba se mueve. No pudimos ver a “Tom” (aunque en la estación anterior vimos a otro macho algo más pequeño que “Tom”) pero lo que vimos y lo que vivimos para mí, fue alucinante. Ver cómo todos los chicos de varios klotok saltaban al río con los machetes a la vez que un gran diluvio nos invadía y los invadía sin importarles lluvia, mosquitos, arañas ni nada… todo para poder abrir camino talando todo lo que encontraban a su paso, a pesar de lo cual nos fue imposible atravesar esa zona.

DSC_0779DSC_0783DSC_0784DSC_0801DSC_0806DSC_0810DSC_0811DSC_0824

Estos días fueron una de las mejores experiencias, vivir en la selva como si nos hubiéramos transportado años atrás, sin móvil, sin televisión, conviviendo con una familia musulmana y gente buenísima.

DSC_0862

Y por qué no… tocaba bañarse directamente con el agua del río (los días anteriores lo hacíamos en el baño a través de una ducha que si, también era agua de río y salía marrón!!!!)… aquí estábamos en la parte alta del río por lo que era clarita…no me metí, no, había cocodrilos!!!!!

DSC_0841

Atardecer en Borneo

DSC_0832

La familia que nos acompañaban…

DSC_0826

DSC_0869

Nuestra casa los últimos tres días

DSC_0880

Casa típica de Borneo, alta, para que no entren animales (no quieran saber qué animales)

DSC_0893

Pequeñas regresando del colegio

DSC_0900

El mercado de Borneo, en su pura esencia (me sorprendí a mi misma soportando el olor que ahí había lamentablemente)

DSC_0887DSC_0896

Al tercer día ya nos íbamos y antes de coger el avión fuimos a uno de los pueblos de Borneo. La verdad es que esta parte de estos tres días sí que no me gustó mucho. la diferencia de mundo entre ellos y el nuestro es abismal. Casas de madera sobre un río que olía a no se qué, baños fuera de las casas y en la zona baja , cerca del río, gente bañándose en la mismo río… momentos que te hacen cambiar de mentalidad y valorar las pequeñas cosas que tenemos, que aunque sean muy pequeñas.. son muy grandes.

Una ruta por Kuala Lumpur

Llegamos a Kuala Lumpur de noche, una ciudad donde miles de culturas se mezclan. Ver las Torres Petronas de noche se convierte en uno de los imprescindibles a hacer en esta ciudad. Una ciudad donde podías observar la gran diferencia entre “zona rica” y “zona pobre”. Las torres Petronas, los grandiosos centros comerciales frente a los puestos de comida en la calle, las casas de madera….

dsc_0367

Torres Petronas… vista nocturna

Nuestro alojamiento… un apartamento en el Vipod Residence, la mejor opción al viajar unos cuantos, por 15 € cada uno la noche, un complejo de apartamentos casi de lujo con una gran piscina con vistas a las Petronas. A 10 min caminando desde las gemelas.

dsc_0371

Torres Petronas… Vista diurna

Nosotros nunca habíamos habíamos estado en un país musulmán y, ya en el metro comenzamos a ver peculiaridades… vagones rosas para chicas, vagones para chicos y vagones mixtos (entiendo que para turistas y resto de religiones).

Nada más levantarnos al día siguiente pusimos rumbo a las Batu Caves, visita indispensable en Kuala Lumpur. Para movernos… en metro, por 2 RPM llegamos, y la entrada es gratuita a no ser que quisieras ver otras dos cuevas más dentro del recinto para ver “bichos”.

A media hora más o menos de nuestro hotel estaban las Batu Caves. Un gran Buda dorado (aunque en obras) nos esperaba al inicio de  272 escalones y eran los monos babuinos los que nos daban la bienvenida, tanto que un mínimo despiste nos podría jugar una mala pasada con ellos.. te quitaban todo lo que querían.

dsc_0387

Interior de las Batu Caves

dsc_0401

Entrada a la Batu Caves

dsc_0396

Nuestra bienvenida

Una gran bóveda con estalactitas donde hacer ofrendas y con varios altares para ello. Hasta los chicos se animaron a hacer una ofrenda.

dsc_0394

Ofrenda

Una vez finalizada la visita y con el inmenso calor de Malasia a las 11 de la mañana cogemos el metro con destino al barrio chino. Y a cogerle el truco al regateo… y no veas!!! es un vicio!!!! A la hora de almorzar lo hicimos ahí mismo, en un warung en el que por unos 10 € comimos los cuatro y, la verdad, no quiero saber ni cómo lo hicimos… o mejor dicho, cómo lo hice con lo escrupulosa que soy, porque creo que es el sitio de comida donde menos higiene vimos… No me quedaba otra, dejar los escrúpulos atrás para poder disfrutar del viaje porque si no, simplemente, ni comes, ni duermes, ni vas al baño…

img_4720

Comida en el barrio chino… cómo picaba!!!!!!

dsc_0407

Barrio chino

dsc_0412 dsc_0418 dsc_0421

Al llegar al hotel, y como les comenté antes que disponíamos de tremenda piscina con vistas a las Petronas, qué mejor momento para hacer uso de ella que al atardecer, eso sí, después de que parara el primer de los grandes diluvios que nos esperaban. Bañito en la piscina y cóctel en el Heli Lounge Bar, un helipuerto de día y bar de copas de noche, con vistas, como no, a las Petronas.

img_4784

Ranas… comida para llevar

img_0911

Vistas desde la piscina del Vipod Residence

dsc_0427

Nuestro primer atardecer

img_4779

Terminar la noche con un cóctel en un helibar ;)

Comienza la aventura… Indonesia

Buenos días chic@s!!! Ya estoy de vuelta con el blog con miles de post pendientes de subir, y es que desde que llegué de vacaciones no he tenido libre ni un día. Quiero y tengo que contarles mi experiencia en mi viaje por Indonesia, pero para eso necesitaré varios días así que ya es hora de empezar.

 Quiero dedicar un post primero que nada a nuestro recorrido. Viajamos con Qatar Airways. No sé si habrá mejores compañías aéreas que estas, pero para mi, hasta la fecha, ha sido la mejor. Por unos 600€ teníamos el vuelo ida y vuelta desde Madrid hasta Kuala Lumpur. Nos costó muchísimo organizarlo y saber qué queríamos ver de entre las 17.500 islas, y una vez decidido valorar las posibles conexiones entre ellas, contábamos con 20 días contando con los días de los velos, así que usaríamos casi siempre avión, lo cual supone más dinero pero si queremos ahorrar y exprimir el tiempo es lo idóneo, en media hora-una hora estabas en cada sitio que querías. Ahora tocaba escoger con qué compañías viajaríamos. Puesto que todas estaban y están en la lista negra de Europa tocaba decantarse así que siempre escogimos Kalstar, ya que era la mejor valorada en las redes dentro de lo malo.

Los vuelos entre islas, 6 en total, no eran tan baratos con respecto al resto de economía allí, con los 6 vuelos nos habremos gastado unos 300€.

Dos cosas teníamos claro: Una, iríamos a Borneo y haríamos un recorrido en Klotok por el parque Nacional de Tanjung Puting. Dos, iríamos de Lombok a Flores en un “crucero” con 20 jóvenes más recorriendo varias islas. Así que desde aquí salíamos con las conexiones y vuelos internos, con el alojamiento de los primeros días y con el Klotok y el crucero contratados.

Así que ahí va nuestro recorrido:

31049975-indonesia-pa-s-vectores-de-color-mapa-foto-de-archivo 1: Llegada a Kuala Lumpur y noche en la ciudad.

Día 2: Kuala Lumpur, segunda noche en la ciudad.

Día 3: de Kuala Lumpur a Yogyakarta. Tarde y noche en Yogyakarta.

Día 4: Recorrido en Yogyakarta y viaje en coche hasta Semarang.

Día 5: De Semarang a Borneo. 1ª noche en Klotok

Día 6 y 7: Borneo y vuelo hasta Surabaya.

Día 7 y 8: De Surabaya a volcán Bromo en coche, noche en Bromo y salida y vuelo a Lombok.

Día 8: Noche en Lombok.

Día 9, 10, 11, 12 : Crucero de Lombok a Flores

Día 12: Llegada y noche en Flores.

Día 13: De flores a Bali

Día 13, 14, 15, 16, 17 Bali

img_5244

¡Que comience la aventura!