Hacia el volcán Bromo

volcán BromoSegundo vuelo de Kalstar, sin problemas llegamos a Surabaya, una gran ciudad con su propio caos de tráfico tan habitual en Indonesia. Motos, motos y motos… con 3 y 4 personas, con niños y bebés, todos sin casco, adelantando por los arcenes , las medianas o las aceras… una verdadera locura.

Esta vez contacté con Aidey, un guía que por 60 € nos fue a buscar al aeropuerto de Surabaya, nos llevó al hotel del volcán Bromo (a unas 3 horas en coche), con el alojamiento, el desayuno (buenísimo y muy completo) incluido y la vuelta a Surabaya.

Una vez llegamos al Café Lava Hotel (9€ cada habitación) notamos el frío que hacía, la temperatura había bajado hasta unos 8-10ºC. Por cierto, cenamos en el hotel al llegar y qué buena estaba la comida, me tomé el Soto Ayam más bueno de todo el viaje!!!

Hoy tocaba levantarse a las 3 de la mañana, caminar unos 20 minutos a unos 5ºC para llegar al volcán Bromo y ver el amanecer así que a esperar a que el sol diera sus primeros rayos de sol.

Aidey, un excelente guía, nos hizo café, té, chocolates y capuccinos calentitos que a esas horas y con ese frío se agradeció. Tocaba ver uno de los mejores amaneceres y algo totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados. ver amanecer, cómo los colores del cielo se modifican con un volcán en erupción. Lamentablemente no pudimos llegar a la caldera precisamente por eso, por estar avisando de erupción. Y es que hace unos años murieron unos extranjeros por acercarse a la caldera con el volcán avisando de erupción.

DSC_0924 DSC_0942 DSC_0962 DSC_0974 DSC_0976

Volvemos a Surabaya para coger el avión (tercero de Kalstar). Cuál es nuestra sorpresa, que al llegar al aeropuerto nuestro avión había salido a otra hora, a las 9 de la mañana y no a las 13h como estaba previsto jejeje… como no, no avisan ni nada por el estilo, típico de Indonesia y de estas compañías. Gracias a que automáticamente nos cambiaron de compañía (sin pedirnos absolutamente nada), pero nos cambiaron a una de las peores… tal era mi pánico que no os quiero ni contar pero bueno… llegamos a Lombok alojándonos en Sengigi en el White Rose Hotel (9€ pp) con desayuno.

Aquí nos cuidaron como reyes y la dueña hasta nos prestó sus motos para ir a cenar a un Warung. Al día siguiente tocaba crucero por el mar de Flores en un “barquito” con unas 20 personas, y yo, para no variar, le tenía especial respeto a estos próximos días y es que hace un par de años desapareció un español por encallar uno de estos barcos. La seguridad es pésima y las corrientes de este mar son exageradamente grandes, pero bueno… eso os lo contaré en el próximo post.

Un besazo guapitos!!!!

Leave a Reply